Las cadenas de valor

Las cadenas de valor

Las empresas de hoy no solamente están hechas para vender un producto a un cliente.

Las empresas, cualquiera que ellas sean, grandes o pequeñas tienen un grado de responsabilidad y una determinada imagen que está en juego en cada producto que elaboren y en cada servicio que ofrezcan.

Oferta y demanda: raíces del valor:

Partimos del hecho fundamental de mercado que hay alguien con una necesidad y hay otros que tienen la forma de resolverla.

Todas las empresas, buscan satisfacer las necesidades y expectativas de los clientes a través del trabajo de todos los individuos o instancias involucradas en ese proceso, en una verdadera cadena que le da valor (o se lo quita) al producto o servicio final que consumirá el cliente.

Cadenas de valor:

Michel Porter es tal vez unos de los genios del mercadeo moderno y con respecto al tema de las cadenas de valor asegura que antes de que el producto llegue al consumidor final, se dan tres tipos de instancias:

  • Las Actividades Directas: Están comprometidas en la creación de valor para el comprador. La variación de estas actividades dependen del tipo de empresa, de sus operaciones en la fuerza de ventas, del diseño de productos, de la publicidad, del ensamblaje de piezas, etc.
  • Las actividades indirectas: Estas actividades permiten el funcionamiento continuo de las actividades directas. Ejemplos clares de estas actividades son el mantenimiento y la contabilidad de la empresa.
  • El Aseguramiento de la Calidad, que se da en el desempeño de todas las actividades de la empresa.

El consumidor final muchas veces no logra percibir todo lo que hay detrás de ese producto o servicio que consume.

La señora que compra el pan para el desayuno de mañana, no es consciente del trabajo del agricultor que sembró el trigo para la harina que otro recogió, que otro procesó, que otro empacó, que otro transportó, que otro transformó en ese humeante pan francés. Igual ocurre en todas las actividades.

Todo es un proceso, todo es un engranaje, todo es una gran cadena de valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *