¿Hay vida sin lo digital?

¿Hay vida sin lo digital?

Las redes sociales cambiaron las formas en que las organizaciones se comunicaban con sus stakeholders y abrieron campo a la inclusión de la comunicación digital dentro de sus estrategias de comunicación corporativas. Eso está por encima de cualquier duda.

Comunicación digital corporativa:

Sobre esa base, pareciera que las organizaciones que no tengan una estrategia digital, no pudieran sobrevivir. Pudiera ser cierto, pero no tanto. Muchas empresas han entrado en la onda digital por moda o porque así todo el mundo lo hace. Sin embargo esta iniciativa que se entiende como necesaria, no pasa de ser una estrategia de maquillaje que no responde a una estrategia de comunicación global de la organización, ni mucho menos a un plan estratégico de la misma.

Se habla de establecer una estrategia digital, como si esta fuera una rueda suelta y no como una parte importante de la definición de la forma en que las organizaciones quieren y necesitan comunicarse con sus stakeholders.

En otras palabras, tener una estrategia digital NO es tener una estrategia de comunicación. Tener una página en Facebook, o tener una cuenta en Twitter NO es tener una estrategia digital. Tener a una persona que de cuando en vez lance un Tweet NO es tener un Community Manager.

La estrategia digital no puede -ni debe- tener vida propia, sino que debe ser parte de una estrategia global de la forma en que la organización decide comunicarse dentro de su plan estratégico, que como es apenas obvio debe responder a lo que es y lo que quiere ser como estructura social. En ese sentido, debe ser claro que la estrategia digital, así como la estrategia global de comunicación no son una meta en si misma, sino más bien una forma de alcanzarla porque…

si bien las redes sociales no son la solución a los problemas de las organizaciones, tampoco es el causante de sus males.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *